Regístrate gratis para usar el chat

La historia de ChatRoulette

El sitio web Chatroulette.com fue creado por Andrey Ternovskiy en 2009. Un joven ruso de tan sólo 17 años que tuvo la genial idea de darle una vuelta al concepto tradicional del chat, conviertiéndolo en algo distinto, dinámico e interesante. Su funcionamiento es muy sencillo, entras en la web, conectas tu cam y esperas al que el sistema te asigne aletoriamente a otra persona de cualquier rincón del mundo para chatear. Si no te interesa tienes la opción pasar a la siguiente con tan sólo un click y en apenas unos segundos puedes estar chateando con otro desconocido o desconocida. Esta sencillez y fácilidad de uso es uno de las claves del enorme éxito y aceptación entre sus usuarios, un éxito que ni siquiera su creador esperaba. Además funciona también desde móviles Android y Iphone.

Aunque hay que puntualizar que la idea de chat aleatorio o random no era del todo novedosa en la red, otro sitio web lo utilizaba con anterioridad, Omegle.com. Sin embargo, este último inicialmente tan sólo ofrecía un chat de texto sin la posibilidad de ver a las demás personas en su webcam y oirlas por el micrófono, otro aspecto fundamental en la trayectoria de Chatroulette. Así mismo, la propia novedad y la aparición de magníficos videos virales como el del denominado "Pianista de Chattroulette" consiguieron que muchísima gente llegará a conocer y probar este sitio web. Algunos youtubers muy populares en España como elRubius o Wismichu también lo han usado para dar rienda suelta a su humor sin censura alguna.

Tras su éxito inical, aparecieron otras webs que usaron la misma formula para ofrecer a los usuarios la posibilidad de conocer gente nueva, que aunque no han llegado a tener la misma popularidad que la original, igualmente tienen muchísimos usuarios. Actualmente se pueden contabilizar en más de 20 páginas las que ofrecen un servicio de este estilo al igual que algunas aplicaciones de escritorio que tras descargar e instalarlas ofrecen funciones similares a la idea original.

¿Una moda pasajera? A pesar de la gran cantidad de visitas mensuales que reciben este tipo de webs, es un hecho que una gran mayoría de los usuarios que actualmente se pueden conocer en estos viodeochats aleatorios tienen un perfil común, hombres de un amplio rango de edades que buscan cibersexo, algo más que entablar una conversación. El problema es que lo demuestran de manera muy gráfica en sus webcams mostrándose desnudos e incluso enseñando primeros planos de sus genitales. Con lo que esto conlleva, una molestia para los usuarios que no acceden con los mismos intereses y al final una gran perdida de tiempo para ellos porque no encuentran chicas o mujeres dispuestas a lo mismo.

Por